adriana161295 - Publicado por: adriana161295, el 30 marzo, 2021

Conquistas frágiles de derechos de las mujeres

Aún muchas personas piensan que hablar de estas leyes o de los derechos de las mujeres puede ser exagerado o hasta lo toman como un privilegio que tenemos como mujeres, pero esto efectivamente no es así.

Cuando hablamos de derechos de la mujer, es probable que se pueda generar una polémica, al igual como cuando hablamos abiertamente del género y de los estereotipos y de la construcción histórica, social y cultural del ser, de hecho, al hablar de la ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia también es probable que se den debates y discusiones, aún muchas personas piensan que hablar de estas leyes o de los derechos de las mujeres puede ser exagerado o hasta lo toman como un privilegio que tenemos como mujeres, pero esto efectivamente no es así.

Históricamente las mujeres hemos llevado luchas reivindicativas que nos permiten hoy vivir como lo hacemos, que nos permiten hoy elegir y ser electas, que hoy nos permiten tener acceso a la educación y al trabajo, estas luchas datan desde finales del siglo XVIII, llega con la revolución francesa y con la declaración de los derechos del hombre y el ciudadano, cuando una mujer Olympe de Gouges se le ocurre hacer una adaptación de la misma y hablar de la declaración de los derechos de la mujer y la ciudadana, razón por la cual esta mujer al final termino enjuiciada y ejecutada, fue puesta en la guillotina por esto que fue un símbolo de irreverencia para su época. Yo, siempre cuando hablo de derechos de la mujer, me gusta rescatar que muchas mujeres perdieron la vida para que nosotras hoy podamos gozar de nuestros derechos, derechos que nos corresponden del simple hecho de ser humanos.

Luego de Olympe, existen muchos hitos en la historia que nos cuentan lo compleja que ha sido la lucha y cuanto nos ha costado acceder, tenemos a uno de los movimientos más grandes en la historia de movilización de las mujeres, como lo fue el movimiento sufragista que lucho por los derechos civiles y políticos de las mujeres, posterior a esto encontramos luego de conquistar estos, la lucha por los derechos económicos, sociales y culturales, ya empezamos a hablar de educación, del acceso a las universidades, de los derechos sexuales y reproductivos, de hecho, es muy triste que tenemos más de 100 años de lucha y los avances en materia de leyes se empiezan a ver en las últimas décadas del siglo pasado, hoy tenemos un fenómeno que siempre ha existido pero que de unos años para acá ha sido más visibilizado, como lo es la violencia basada en género y hoy también más allá de trabajar por disminuir esos patrones de violencia que vive la mujer, trabajamos por todas las vulneraciones que vienen arrastrando los derechos que hemos conquistado.

Celebrando a la CEDAW con nuevos desafíos

Hoy existe una vulneración de esos derechos que efectivamente por las luchas que hemos llevado, logramos conquistar, y lo podemos evidenciar muchísimo en todos los vacíos que existen en ellos, al hablar del derecho a la educación de calidad de la mujer, existen problemáticas diferenciadas a las cuales no se les ha dado respuesta y que de una forma u otra no permiten el desarrollo pleno de la mujer en la sociedad, la educación tiene que ir más allá del acceso a ella, que es necesaria una educación que empodere a niñas y mujeres jóvenes, necesitamos un programa educativo donde el logro de las mujeres en la historia no sea invisibilizado, porque esto impacta negativamente en el desarrollo, es necesaria la educación sexual y reproductiva dentro de los programas educativos, esta información no solo es vital para disminuir los índices de embarazo a temprana edad, también para frenar la propagación de infecciones de transmisión de sexual y también es importante rescatar que hablar de educación sexual también enmarca el tocar el tema de la identidad de género y esto impacta positivamente en disminuir también la violencia en contra de la comunidad LGBTIQ+, necesitamos una educación que sea inclusiva y que atienda las necesidades de todos sin ningún tipo de distinción, cuando hablamos de necesidades de todos por igual, hay necesidades diferenciadas que viven la niñas y mujeres jóvenes, según el informe de mujeres al límite del año 2019 de amnistía internacional 28% de niñas y mujeres jóvenes encuestadas no asistían regularmente a clases por falta del acceso al agua y de instalaciones sanitarias de calidad, lo que nos afecta de manera diferenciada por una condición menstrual biológica y a esas necesidades no se les está dando respuesta.

Cuando nos referimos al derecho al trabajo, efectivamente existe un condicionamiento a la hora de acceder a él, un condicionamiento que viene dado por como culturalmente se ha designado a la mujer a la esfera privada, al igual que existen condicionamientos no solo a la hora de acceder, también en lo que corresponde al avance o progreso dentro de la estructura, en el acceso a puestos gerenciales, generalmente nos quieren limitar o se prioriza al hombre frente a la mujer, se acuñan términos como el techo de cristal, los suelos pegajosos y el precipicio de cristal, al igual que es necesario cuando se habla del derecho al trabajo, tocar el punto de la brecha salarial de género, es una realidad que existen muchos países entre ellos aquí en Latinoamérica podemos nombrar a Colombia, Perú, Argentina, Brasil, estos por nombrar unos pocos donde esto es una realidad, a las mujeres se les paga menos que a los hombres por hacer el mismo trabajo, lo que incide directamente en que tengamos mujeres más pobres y con menos posibilidades, de hecho, hay una frase que para mí es muy triste pero es una realidad, “La pobreza tiene cara de mujer”, según la Organización de las Naciones Unidas, el 70% de las personas pobres en el mundo son mujeres, además, una de cada 5 niñas en el mundo vive en condiciones de extrema pobreza.

Para finalizar quisiera tocar un poco de cómo se vulnera el derecho a la salud de las mujeres, aquí hay varios aspectos que se tocan y por ejemplo, hablar de violencia obstétrica es un secreto a voces y a esta tipificado en nuestra ley esta, la forma inhumana en la cual el personal de salud lleva a cabo su trabajo y lo cual afecta directamente a la mujer y hasta puede causar la muerte de la misma, y aquí tenemos otro tema súper importante y que se habla muchísimo más, que es la salud sexual y reproductiva, el derecho a planear la propia familia, derecho a la protección especial de la mujer en el proceso de gestación, antes y durante, el derecho a decidir en condiciones de seguridad e higiene.

Es importante que se diseñen políticas públicas con perspectiva de género y se empiecen a tomar acciones que den respuesta a estas problemáticas diferenciadas, por eso aún se habla de la fragilidad de nuestros derechos y de los vacíos que existen en el reconocimiento de ellos, a las mujeres no se les permite gozar plenamente de los mismos.

 

*Imágenes cortesía de UN y Milenio.


Deja una respuesta