Celia Dao: Transformación y optimismo por una Venezuela mejor

En el país, las mujeres son vanguardia en la defensa de los derechos humanos, existe un gran equipo de destacadas defensoras que están dejando el nombre de Venezuela en alto, Celia Dao Castillo, “Celita mía” como le decía su señor padre, al igual que otras mujeres venezolanas es aguerrida, nació y fue formada para defender lo suyo y Venezuela es su casa, está convencida que la va a recuperar y a reconstruir.

Serie: Conoce a nuestrxs activistas.

Por: Karla Ávila Morillo / Comunicaciones REDAC

Celia Beatríz Dao Castillo, mujer alegre, fuerte y comprometida con Venezuela, nació en la ciudad de Caracas, Distrito Capital, sin embargo creció en el occidente del país, en la cálida Maracaibo, en el estado Zulia.

Cursó estudios de pregrado en Derecho en La Universidad del Zulia (LUZ), debido a que le apasionaba la justicia, la lucha y reivindicación de derechos. Cuenta que su padre fue militar disidente de la dictadura de Pérez Jiménez, preso político por 10 años, situación que perduró toda su juventud, tan solo por pensar distinto. Luego de ese penoso episodio y culminada la carrera militar de su padre, éste se graduó de abogado, hechos familiares que la motivaron a cursar esta carrera.

A la par de sus primeros estudios, gestionó el postgrado de derecho procesal civil en La Universidad del Zulia, pero sin poder defender su tesis final de grado por la larga enfermedad de su hermana menor y posterior fallecimiento, le impidió continuar con el postgrado. No obstante, hizo un diplomado en derechos humanos y mecanismos para su protección en LUZ.

Imagen: Ernesto Pérez

En el año 2014 con la crisis política en Venezuela y las detenciones improcedentes, Celia se sumó a la defensa de los detenidos arbitrariamente durante las manifestaciones pacíficas en el estado Zulia, junto a otro grupo de abogados de la región. En marzo de 2014, fue designada coordinadora regional de “Foro Penal Venezolano” Capítulo Zulia, cargo que ejerció hasta junio de 2017. En mayo de ese año, recibió la invitación del Centro de Justicia y Paz (CEPAZ) a formar parte de la red de defensores en la REDAC y a su vez continuó su trabajo en el Zulia, documentando casos de desnutrición desde la Organización No Gubernamental “Ángeles Chiquinquireños”, junto a la Comisión de Derechos Humanos del estado Zulia (CODHEZ) y la Red de Derechos Humanos del Zulia (REDHEZ). En enero de 2019 fundó su propia organización “Venezolanos en Acción” desde donde defiende, documenta y denuncia las violaciones de derechos humanos de sus coterráneos e igualmente apoya iniciativas sociales en su región.

Reconoce con entusiasmo que la REDAC ha sido un espacio de transformación personal, donde como activista, se descubrió como defensora de derechos humanos y donde le dieron la oportunidad de visibilizar su trabajo, fue el emprendimiento de Celia Dao como defensora de derechos humanos, de la mano de REDAC y con su apoyo, que cursó el diplomado de derechos humanos y mecanismos para su protección. Del mismo modo honra el apoyo recibido por parte de la Fundación Carlos Carrasco, AC Export y venezolanos en el extranjero, ya que considera que la mejor manera de trabajar es en equipo.

Durante el desarrollo como defensora ha trabajado en zonas vulnerables, como el sector “Las Tuberías”, “Marite”, igualmente junto a familiares de presos políticos y víctimas de detenciones arbitrarias de diferentes zonas del estado Zulia. En las zonas donde ha trabajado e interactuado con sus habitantes, percibió que carecen de agua potable, acceso a los alimentos, acceso al transporte público y a la energía eléctrica; impera la desnutrición, enfermedades de la piel, infecciones respiratorias, infecciones digestivas por el mal manejo de los alimentos, parasitosis y un largo etcétera de múltiples enfermedades.

Celia motiva a otras personas para que se unan y trabajen más por sus derechos desde lo cotidiano desde la Red de Derechos Humanos del estado Zulia (REDHEZ), a través de las diferentes campañas que se formulan en conjunto y en cooperación.

Imagen: Iván Urdaneta

Cuando se le pregunta qué opina sobre el sistema de salud en Venezuela, sector que conoce muy bien por su labor a través de “Ángeles Chiquinquireños” donde pudo evidenciar en primera persona el grave problema de desnutrición de niños, niñas y adolescentes, ella responde tajantemente: “Es un sistema ineficiente y totalmente colapsado”, lo afirma con convicción a pesar de haber trabajado en el sector salud por muy corto tiempo, debido a que no les permitieron desarrollar su labor dentro de los hospitales, sobre todo cuando se visibilizaron casos de muertes por desnutrición en el Zulia.

Sobre la sociedad zuliana, dice que dicha colectividad está muy avanzada y organizada en cuanto a la defensa y promoción de los derechos humanos, ya que se ha demostrado que en tiempos de crisis se activan para hacer un excelente equipo. Pese a esto, se detiene a reflexionar sobre lo que considera una gran barrera, afirmando que: “En un 100% con los egos personales, aunque necesarios con los políticos, son los peores enemigos de los activistas y defensores de derechos humanos”.

Su anécdota favorita es ver cómo ha crecido el movimiento de derechos humanos en el estado desde el año 2014, y cómo hay un reconocimiento entre la mayoría de los activistas, por ejemplo: el movimiento feminista con la “Femired”, integrada por “Mulier”, “Proyecto Mujeres”, y sus campañas; el movimiento LGTBI, integrado por Asociación Civil Ciudadanía Diversa (Ciudiver) y “Azul Positivo”, con sus campañas de protección; el movimiento ambientalista, integrado por “La Papelera tiene Hambre” y “El Zulia Recicla”; el movimiento de salud, integrado por “Rehabilitarte en salud Mental”; el movimiento de defensa de derechos políticos, económicos y sociales, integrado por “Codhez”, “Venezolanos en Acción” y otro nutrido grupo de activistas como “Ciclovias”, “Mediosur”, “Fe y Alegría”, “Transparencia Venezuela”, todos integrados bajo los lemas ubicables en las redes sociales como: #JuntosSomosMás y #LxsBuenxsSomosMás.

Imagen: Ernesto Pérez

Para Celia es indispensable que todos conozcan sus deberes y sus derechos, ya que es la única manera de defensa de los ciudadanos. Comenta además: “El Zulia actualmente está viviendo su peor momento. De un estado prominente ha pasado a la decadencia, el sistema eléctrico totalmente destruido, si acaso hay agua cada 2 semanas, hay sectores que ni cuentan con ella, los servicios públicos son inexistentes, por ejemplo, el aseo urbano no sirve, estamos en un estado apocalíptico”.

En el país, las mujeres son vanguardia en la defensa de los derechos humanos, existe un gran equipo de destacadas defensoras que están dejando el nombre de Venezuela en alto, Celia Dao Castillo, “Celita mía” como le decía su señor padre, al igual que otras mujeres venezolanas es aguerrida, nació y fue formada para defender lo suyo y Venezuela es su casa, está convencida que la va a recuperar y a reconstruir.

Culmina asegurando que: “Venezuela va camino a su nueva independencia, los venezolanos somos fuertes, vamos rumbo a la liberación y a la reconstrucción de nuestro país”.

 


2 respuestas a “Celia Dao: Transformación y optimismo por una Venezuela mejor”

  1. GIPSY SARITA MONTIEL RAMIREZ GIPSY SARITA MONTIEL RAMIREZ dice:

    excelente activista compañera del gran equipo redac cepaz !!

  2. Ana Labrador Ana Labrador dice:

    A Celia tuve el placer de conocerla en el Encuentro de Activistas en Caracas. Extraordinario ser humano. Gran mujer, aguerrida y muy comprometida con su labor en la defensa de los derechos humanos. Me alegra mucho que ahora forme parte del equipo REDAC. Que continuen tus exitos. Y claro que vamos a recuperar el pais que nos robaron! Un abrazo desde Merida

Deja una respuesta